Movilidad al 2030

El pasado 6 de octubre fui invitado a moderar la sesión del congreso virtual internacional Barcelona New Economy Week -BNEW- dedicada a la movilidad y titulada “Driving the Mobility of Tomorrow: A Global Roadmap to 2030”.

Consistió en una sesión de 1 hora de duración, combinando presencialidad y virtualidad, que podéis visionar íntegra a continuación y que contó con 5 panelistas de distintas partes del mundo que nos hablaron cada uno de la movilidad del futuro bajo distintos puntos de vista. (Para los que no dispongáis de 50’ para visionar la sesión completa, os hago un resumen a continuación).

Para darle coherencia a la sesión ordené las 5 intervenciones desde lo global a lo local y estas son las ideas clave que me parecieron más importantes de cada uno.

Laila Hareb, CEO de Alive Group (Dubai), nos habló desde la perspectiva de la movilidad global y de las tecnologías con las que vamos a poder contar (incluyendo taxis aéreos, coches autónomos y drones). Nos dijo que la organización (entiéndase legislación y ordenamiento del espacio aéreo) va por detrás de la tecnología además de que hay una competición entre lo público y lo privado y que eso puede plantear problemas de seguridad.

David Moncholí, Director de Movilidad y Transporte de la Ingeniería IDOM (España), nos planteó que la diversidad de tecnologías de movilidad que van apareciendo nos hace correr el peligro de volver a centrar la planificación de las ciudades en los vehículos en vez de centrarnos en las personas que es lo que las ciudades necesitan.


Suscríbete gratuitamente para recibir más artículos sobre el futuro de las ciudades y su estrategia de desarrollo en tu buzón


Jana Helder, de Bable Smart Cities (Alemania), nos contó sus experiencias de diseño de soluciones de movilidad con los ciudadanos. Eso es más lento y laborioso que dejarles las decisiones a los “técnicos” pero garantiza soluciones mejor aceptadas. Lo que resumí con la frase “vísteme despacio que tengo prisa”.

Juan José Pocaterra, de Vikua (Venezuela-USA), nos contó que su empresa se centra en la utilización de datos para mejorar la gestión de las ciudades. Y que esta técnica permite visualizar tendencias en la movilidad de las grandes megalópolis latinoamericanas que resultaban invisibles hasta la aplicación de estas técnicas. Con ello aportan soluciones como la reducción del tiempo de traslado (commuting time) de las personas en su quehacer diario.

Manuel Valdés, del Ayuntamiento de Barcelona (España), nos habló de la gestión de la movilidad en una ciudad concreta y nos habló tanto de los cambios obligados por las “supermanzanas” implementadas en la ciudad como de las mejoras generadas por el rediseño de las líneas de autobuses.

En conjunto, se visibilizó que la movilidad es un concepto que se encuentra en plena evolución, del que, hasta ahora, podemos apuntar propuestas y tendencias, que cada ciudad va a necesitar encontrar sus propias soluciones, pero que, en buena medida, está por definir durante los años que vienen. Como recomendación con la que todos estuvieron de acuerdo, las ciudades no deben esperar a tener un plan perfecto para avanzar sino que conviene probar soluciones y, si es necesario, ajustarlas o rectificarlas.