Desarrollo local: ya no sirve el "Siempre se ha hecho así"

...y me refiero al método para definir el plan de desarrollo (a largo plazo) de una ciudad (o región)

Esa fórmula tradicional que no sirve ha sido la de contratar a algún especialista -consultor, universidad o similar- quien se encargaba de recopilar información por distintos medios (datos, informes, entrevistas, encuestas, asambleas, grupos de trabajo, webs,...) y acababa destilando, de todo ello, el plan de desarrollo de ese lugar.

Es curioso que "siempre se ha hecho así" y también que casi nunca ha funcionado. Cada lector podrá valorar si conoce muchos casos que, de verdad, hayan transformado la ciudad (y la respuesta, probablemente, sea muy escasa) ¿Cierto?

(CAF)

Y, sin embargo, hay casos en los que sí se ha producido un verdadero proceso de transformación de ciudad. En efecto, son casos (como Barcelona o Medellín), en los que el territorio tenía a un gran lider al frente. Un gran líder, con una visión del futuro que quería para su ciudad, que ha construído equipos excelentes, a los que ha dado unas directrices claras y a los que ha dejado trabajar, cada uno en su área, para llevar a la realidad esa visión de futuro integral que el líder había trazado.

Un caso atípico: los JJOO de Barcelona 92

Permitidme recurrir al caso de los JJOO de Barcelona en 1992. Los que siguen catalogados como los mejores JJOO de la historia.

Esos JJOO tuvieron el éxito extraordinario que se recuerda porque todo funcionó a la perfección. Las grandes obras públicas que un evento como ese requiere, por supuesto (la parte urbanística), pero fue mucho más que eso lo que dio el gran éxito internacional y lo que dotó, en 3 semanas, a la ciudad de Barcelona de un prestigio internacional que la proyectó a la 1ª división de las grandes ciudades del mundo. El apoyo entusiasta de la población materializado en 30.000 voluntarios que realizaron todo tipo de actividades durante la duración de los juegos, la implicación de las empresas con el evento, la innovación rompedora en el ámbito cultural (ceremonias de apertura y clausura, logotipos y simbología, programa cultural,...) todo ello fue lo que aseguró ese éxito clamoroso de una ciudad que se proyectó al mundo.

Hay que recordar además que los JJOO no eran el objetivo en sí mismos. El objetivo era transformar la ciudad de su anterior realidad de ciudad de un país apagado por una larguísima dictadura militar en una ciudad nueva, viva, vibrante y abierta al mundo: una nueva ciudad global. Por eso, la villa olímpica se construyó como un nuevo barrio de la ciudad frente al mar y las instalaciones deportivas se repartieron por toda la ciudad de forma que todos los ciudadanos disfrutaran de equipamientos deportivos de primer orden en su barrio una vez concluídos los Juegos.


Suscríbete gratuitamente para recibir más artículos como este en tu buzón:


Y es muy importante hacer notar que el líder que consiguió todo esto no fue un lider nacional. No fue el Presidente del Gobierno, aunque el Gobierno Nacional apoyó los JJOO, sino que fue un lider local: el Alcalde de la ciudad -Pasqual Maragall-. 

Y también es clave para nuestra exposición el hecho de que el proyecto nació en la ciudad y logró sumar socios y colaboradores, a todos los niveles, para hacer realidad el gran sueño de los JJOO. JJOO que trajeron ese proyecto de transformación, de progreso y de proyección internacional de Barcelona. Esa es una realidad fundamental: el desarrollo local solo puede surgir de lo local.

¿Qué hacen las ciudades que tienen un líder extraordinario? 

Parece una buena pista, como primer paso, fijarnos en lo que hacen estas ciudades exitosas para, así, intentar reproducir sus dinámicas de desarrollo en cualquier ciudad, independientemente del tipo de lider que tenga. Y lo que podemos ver es que hacen tres cosas:

  1. Tienen una visión de futuro de su ciudad: este es un punto de partida imprescindible.

  2. Crean equipos excelentes para aterrizar y hacer realidad esa visión de futuro

  3. Con su capacidad de liderazgo logran arrastrar a muchos actores, locales y externos, para sumar voluntades y recursos al proyecto convirtiendo así el proyecto en un proyecto de todos.

¿Y qué suelen hacer las ciudades que no tienen ese lider excepcional?

Intentan reproducir el esquema de las ciudades exitosas sin darse cuenta de que no disponen de ese elemento fundamental: el liderazgo brillante y arrollador. Por eso esos planes fracasan una y otra vez. La explicación, si nos referimos a los 3 elementos de las ciudades exitosas, es sencilla:

  1. Al no tener al frente una autoridad que define una visión de futuro para la ciudad, nos ponemos a diseñar un Plan de Desarrollo al que le falta esa piedra fundacional: la visión de futuro. Eso es, los planes se inician con el consabido capítulo introductorio que viene a decir que "queremos construir una ciudad vibrante, sostenible, inclusiva y competitiva" pero al que le falta lo esencial: ¿cuál va a ser nuestra diferencia respecto a otras ciudades? ¿En qué vamos a ser excelentes como ciudad? y ¿qué razón vamos a darles a talento, empresas, profesionales, turistas o estudiantes para que afluyan a nuestra ciudad o adquieran nuestros productos y servicios? Sin una visión singular del futuro es imposible poner en marcha un Plan de Desarrollo Local y el resto del proceso irá directo al fracaso.

  2. Lo que sí se hace siempre es crear grupos de trabajo sectoriales para que definan, cada uno de ellos, los pasos a dar en su ámbito. Pero, al no existir una visión compartida del futuro, esos distintos planes sectoriales no mantendrán ninguna coherencia entre ellos y, mucho menos, van a poder generar sinergias entre ellos. Cada sector local avanza hacia la dirección que le parece.

  3. La capacidad de alcanzar el compromiso de los actores locales con el plan de desarrollo es muy baja puesto que ni les ofrecemos una visión de futuro que les ilusione ni, obviamente, al no existir esa visión, ellos no han podido participar en su definición. El resultado es que la municipalidad (o la Gobernación) se queda sola en su esfuerzo de transformación local, situación que hace imposible el desarrollo.

(crnnoticias.com)

Queda, pues, claro, el motivo del fracaso de la gran mayoría de planes de desarrollo local. Y, en consecuencia, llegamos a la conclusión de partida de este artículo: Si la forma en que siempre se han hecho las cosas no funciona, y si no podemos esperar a la aparición de nuestro próximo superlider, solo nos queda una opción:

Debemos hacer las cosas de otra forma

En efecto, estamos obligados a encontrar una forma distinta de definir un plan de desarrollo local pues son una inmensa mayoría las ciudades que no tienen al frente a un gran lider. Estamos hablando del 95% de las ciudades y, probablemente, de más aún. Por lo tanto, resulta imperativo aplicar una metodología que permita impulsar, en cualquier ciudad, su desarrollo a largo plazo de forma efectiva.

Para encontrar cuál puede ser esa metodología, vamos a repasar cómo podemos adaptar los 3 pasos de las ciudades exitosas para aplicarlos a cualquier ciudad o territorio.

¿Cómo dar esos tres pasos cuando no tenemos un lider excepcional?

  1. Hay que definir una visión de futuro propia para la ciudad. Y hay que hacerlo, además, de forma que el conjunto de la ciudadanía y todos los actores locales se sientan partícipes de esa visión puesto que esperamos que todos ellos se comprometan con su implementación. Eso significa que esa visión de futuro no debe decidirse en un despacho sino mediante un debate abierto entre todos los actores locales.

  2. Si definimos una visión de futuro ilusionante y lo hacemos de forma que la ciudad se sienta comprometida con ella, la creación de excelentes equipos de trabajo será sencilla.

  3. la imprescindible captación de los actores para sumarse al despliegue efectivo del proyecto será el resultado directo de la definición, entre todos, de la visión de futuro de la ciudad. Si la definimos entre todos, los distintos actores se sumarán al esfuerzo de despliegue de ese proyecto común.

Conclusión

Como sabéis, mi especialización está, precisamente, en el acompañamiento a ciudades y territorios para que logren dar con éxito cada uno de esos pasos. Por eso, si te interesa hablar personalmente acerca de la situación concreta de tu ciudad, provincia o región, será un placer conversar contigo acerca de las dificultades particulares que presenta. Y, si te interesa entrar en los detalles de la metodología a seguir, puedes acceder a mi último ebook (también en su versión papel): "Desarrollo Local y Territorial, una guía para políticos y técnicos".

En resumen, cualquier territorio puede definir e impulsar su desarrollo siempre que siga un método adecuado que deberá contar con 2 premisas esenciales: 1) debe definir, junto al conjunto de la sociedad local, una visión de futuro singular para ese territorio y 2) debe integrar al conjunto de actores locales en cada uno de los pasos del proceso, desde el primero -definir la visión de futuro- hasta el último -coordinar, seguir y evaluar la evolución de la ejecución del plan-. Solo así se conseguirá transformar de forma efectiva una ciudad.


Y antes de concluir este envío…

La nueva plataforma en la que publico Ciudadinnova nos va a permitir una mayor interacción entre nosotros. Una de las opciones es la de abrir “hilos” de diálogo en la que los miembros de Ciudadinnova podáis expresar vuestro punto de vista, debatir y, obviamente, leer las opiniones de los demás.

Te invito a proponerme algún tema sobre el que te gustaría abrir un debate con todos los colegas de Ciudadinnova. Basta que me lo hagas llegar clicando en el siguiente botón azul:

Leave a comment

A ver si podemos establecer debates interesantes para todos ¡Muchas gracias!